Atlético de Madrid: Pjanic y Milan Badelj, calidad para Manzano.

La historia se repite, el Atlético de Madrid comienza un nuevo verano, presto de la necesidad de armar un nuevo equipo. El ciclo comienza, esta vez la película no tiene una nueva trama, ni se construye con una mayor necesidad, es el mismo viaje, pero con un cambio drástico: el público sabe que el productor cuenta con bastante dinero para gastar en los actores que lo lleven a cabo.

 Los equipos, son como las pirámides, la base sustenta el resto de la estructura. Hoy en día, un equipo de fútbol se hace sólido si posee dos cualidades. La primera es tener un centro del campo ganador, con jugadores que determinen la jerarquía y juego del equipo:  hacen que el aficionado sepa cómo va a jugar su club cada domingo desde la perspectiva del balón. El segundo punto es contar con una base defensiva fuerte, en el que no haya lugar para la dudas. Este último punto no se puede plantear sin la eficacia y protección del primero. El Atlético lleva años a la deriva por no contar con un centro del campo, a la altura de sus exigencias de Champions.

 El nuevo entrenador Gregorio Manzano ya ha reflejado que va a edificar el equipo desde el guión del 4-3-3. Dando carpetazo al juego de un extremo en cada banda, Goyo quiere consolidar a su equipo desde el manejo interior del balón. Crear por dentro, para finalizar desde la llegada del exterior. Los laterales serán los hombres que ocupen los flancos en campo rival.

 Para dicha empresa, empiezan a sonar nombres de jugadores que sugieren los conocidos amigos colchoneros: los representantes. Ávidos del dinero fresco que ya han dejado y continuarán haciendo los conocidos traspasos veraniegos, como De Egea, Ujfalusi, el mismo Agüero, más los que se pongan a tiro. El club tras la espantá del argentino no va a poner reparos a quien se quiera marchar, mientras que deje dinero en caja. Los representantes van soltando las “prioridades atléticas del mercado”. Jugadores ahora si de indudable calidad, pero que de venir agotarán rápido las arcas del club sin poder por ello completar de edificar el equipo en todas sus líneas.

Se habla de Borja Valero como organizador. Sería un fichaje a hacer, si los 25 millones de salida que cuesta, fueran los únicos a gastar esta pretemporada. Otros nombres como Mata o Cazorla en el puesto de interior, repiten el coste de Valero. La operación por ambos se iría a 50 millones, sobrepasando lo téorico predispuesto a ingresar por Agüero. Tras la salida del Kun, si ya has gastado esos 45 kilos, te quedas sin metálico para poder afrontar el traspaso más caro, el del jugador que marque diferencias en la segunda línea del ataque.

 Por ello desde KioskoDeportivo emplazamos las dos mejores opciones a nuestro ver que el Atlético debería de no dejar escapar para renovar el medio campo, según las directrices pensadas por Manzano, el 4-3-3.

El futuro 8 Atlético:  Miralem Pjanic (Olympique de Lyon).

 El bosnio es la perla encubierta del mercado. Aulas lo ha vuelto a declarar transferible. Su precio oscila en torno a los 12 millones de euros. Es lo que ha ofrecido el Wolsfburgo y la cifra que pedían en navidad. Resalta de sobremanera que no esté en la lista de jugadores a fichar por los grandes clubs de Europa. Algo extraño. Si pujan por él saldrá del Lyon. Aulas duda de su venta, si ofertan como es debido lo dejará salir. Factor muy importante viendo el cerrojo del francés para vender a sus mejores jugadores, en el histórico veraniego.

 El jugador de sólo 21 años, sería la opción a fichar para formar en el perfil del 8 en el esquema atlético. El jugador de gran calidad técnica y manejo del balón aseguraría verticalidad y continuidad en el juego colchonero en el mediocampo. Así como llegada desde segunda línea. Un perfecto jugador para elevar la calidad técnica del once rojiblanco. Estando Mata fuera del precio de mercado, vemos en Pjanic un jugador a fichar por el precio de 12 a 15 millones de euros.

 La cualidad que lo definiría es la verticalidad. Recibir y tocar, le vemos la cualidad de Xavi de girarse sobre sí mismo para desembarazarse del marcador rival. Su estilo versa en superar líneas en carrera por dentro para dar un pase a banda, buscando abrir al extremo o acometer un balón en profundidad. Algo habitual en el rol de un medio creativo con desborde por dentro, sólo que Pjanic es fiel a sí mismo y continua la carrera aún habiendo soltado el balón, para llegar a zona de remate. Siempre lo verás acompañando la jugada. Acostumbramos a verlo colocado dentro del área rival cuando las jugadas se dirimen por el extremo, acciones que suelen haber nacido de sus botas en medio campo. El bosnio arropa la jugada hasta ser una opción más de finalización.

 Es interior, nunca medio organizador, ahí se pierde su velocidad de ascensión con el balón. La llegada de Gorcouff le ha alejado de zona de 3/4 en el once del Lyon. Eso ha hecho que su rendimiento se vea aminorado. Pjanic de gran carácter, ha visto como el club le ha reportado a un segundo plano tras la llegada del pupilo de Blanc. Necesita nuevos aires donde destacar y afrontar retos mayores. No se amilana ante los grandes rivales. En el 2010 en Champions, vimos como fue el mejor jugador del Lyon que consiguió vencer en el feudo madridista.

 Como interior en el Lyon lo puede hacer en los dos perfiles. Aunque con productividad distinta. En la izquierda podemos ver su verticalidad y asociación para tocar y recibir siempre mirando a dirigir el juego de su equipos a la portería rival, vemos su constancia a oscilar la jugada propia al área rival. En la derecha, el jugador como diestro que es, aflora su querencia a las tablas, para entornar la jugada con un preciso centro al área o introducir un pase en profundidad.

 Esto último lo vemos en posiciones más retrasadas en zona central. Observamos que no aminora su calidad, ya que posee grandes condiciones en creatividad para mandar pases en profundidad a la espalda de la defensa rival, o saber mover el balón en horizontal. Tanto en pases en largo como en corto, con precisión. Aun así su perfil es del 8, donde puede proporcionar más peligro para su club.

 Bregador, luchador, siempre imprimiendo carácter en el campo, el bosnio ayuda en las tareas defensivas a sus compañeros de centro del campo. Su capacidad de esfuerzo, le hace ser una baza en la recuperación de balones en zona de 3/4. Así como para entorpecer la primera línea de creación rival. Su calidad en el golpeo como asistente, le permite haber sido el lanzador de córners y faltas laterales en el Lyon.

 Así pensamos en Pjanic como la mejor baza para llevar el 8 atlético. Ser la pieza más adelantada del triunvirato que quiere formar Gregorio Manzano en la línea media del Vicente Calderón. Jugador de recorrido a sus sólo 21 años. Por su coste, no deja dudas que debe ser el jugador a fichar.

 A su lado, en el perfil creativo, el hombre elegido por la prensa es Borja Valero. Fernando Roig ya lo ha tasado con un precio de salida de 25 millones de euros para quién lo desee sacar del Villareal. Cantidad alta. De juego incuestionable, en Kiosko Deportivo presentamos la opción más económica sin perder calidad: Milan Badelj.

El motor del juego colchonero: Milan Badelj (Dinamo de Zagreb).

 En el post Milan Badelj – Kioskodeportivo ya reflejamos el poderío del jugador croata en el perfil del medio creativo, su capacidad para ascender en el camino de llegar a ser un jugador diferencial en su puesto.

 Con un coste base actual de 10 millones de euros, Milan Badelj es el jugador elegido para sustituir a Luka Modric en caso de marcha de éste del Tottenham. Harry Redknapp no tiene dudas. Será el fichaje, croata por croata.

 Así veríamos a Milan Badelj y Miralem Pjanic como la pareja perfecta en la medular para llevar la manija del timón del Atlético. Asegurarían circulación del balón, creatividad, un juego regular siempre desde la posesión del esférico. Ambos tienen perfiles distintos. Pjanic es verticalidad, llegada y profundidad mirando al arco rival. Badelj combina esa personalidad con la capacidad para hacer jugar al equipo desde posiciones más retrasadas. Mover el balón tanto en largo como en corto, caída a banda diestra para asistir, así como buscar recorrido en zona central para ascender con el balón y buscar la segunda línea. Serían una pareja donde el club podría crecer, en el nuevo ciclo que ha empezado. Todo a un coste base de 25 millones de euros por ambos, cantidad que podría elevarse hasta los 30 millones de euros. El dinero recibido por la venta de De Egea, permitiendo que se quede intactos los 45 millones a ingresar por el Kun para afrontar nuevos refuerzos.

 La pareja formada por Pjanic y Badelj, imprimirían por fin un modelo de juego al equipo, siendo ambos el perfil buscado por Manzano para portar el triunvirato del centro del campo que quiere instaurar en su modelo de juego, mas allá de nombres.

 En el lateral zurdo continuará Luis Filipe. El brasileño necesita de un jugador por dentro en la medular, con el que asociarse, alguien que le deje el carril izquierdo libre para poder doblarle. En el Deportivo tenía a Guardado. En el Atlético Andrés sería una gran opción. Pero viendo la posibilidad del fichaje de Pjanic el jugador bosnio supera en calidad al mexicano. Así quedaría el equipo con Luis Filipe junto a Miralem en el perfil zurdo. Pjanic jugando en diagonal al área en fase ofensiva, y recibiendo atrás para montar el ataque. Arriba tras la salida del Kun se necesitará buscar un segundo punta creativo, con gol, pero que tenga apetencia por caer a banda izquierda. Ahí Pjanic tendrá de nuevo su acometido de buscar el espacio de llegada liberado por el segundo punta.

 En la medular, Milan Badelj sería el eje conductor del cuadro. Con un pivote defensivo detrás como corrector, y escudo. El croata tendría un compañero de pase por la izquierda en Pjanic; más una opción en diagonal en balón largo, en el segundo punta con caída al extremo zurdo. En la derecha el perfil será de Reyes jugando hacia el interior del campo, desde el extremo. Quedando Salvio como la elección para ser el extremo puro. Será importante ver qué lateral juega en la diestra con Manzano. Si optan por dar continuidad a Silvio, o deciden afrontar el fichaje de un lateral titular. En ese caso, fichar un nuevo jugador de recorrido, daría amplitud al equipo, viendo que Reyes tendiendo por ser zurdo a ir de fuera hacia dentro, achica al equipo, y deja vacía la banda derecha. Lugar donde podría ir Badelj perfectamente, ya que acostumbramos a verlo cubrir dicha zona, en el Dinamo de Zagreb.

Además otro factor muy importante de la llegada de ambos, sería la capacidad de alternancia y combinación que reflejarían en el campo. Ambos podrían cumplir como llegadores, y cubrir la espalda del que se descuelgue en ataque. El equipo elevaría su calidad en la medular al máximo estado en la Liga española.

En fútbol moderno gira en torno a la pareja en la medular ofensiva. El Villareal juega con Valero más Cazorla, el Sevilla ha fichado a Rakitic y Trochowski para ello. El Málaga se construye con las miras puestas en Lucho Gonzalez y Cazorla, con Bounanotte en liza. El Valencia tiene a Mata y Banega.

La adaptación al equipo y a la ciudad, de ambos estaría ligada a un hombre del club: Pantic. El club tendría el centro del campo configurado tras el fichaje de Gabi y la continuidad del joven Coke, falta de un pivote defensivo que compitiese con Mario Suarez por un puesto (Javi García y Oriol Romeu deberían ser los nombres, a expensas del alto valor de Etienne Capoué). Una zona medular de referencia, con calidad, completa en los perfiles, y con un recorrido asegurado para años, por la juventud y capacidad de sus componentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: